¿Durante el embarazo de puede consumir marihuana?

Ya se trate de semillas feminizadas, semillas autoflorecientes o de marihuana común, la aceptación en el consumo de la misma se ha visto elevada durante los últimos años si se trata del ámbito medicinal. Y ello ha sido por parte de la sociedad y de legisladores, lo cual propicia el surgimiento de estudios que se encargan de analizar sus efectos sobre la salud de los individuos. En cuanto a su consumo durante el embarazo aún se encuentra ocupando a muchos estudiosos del tema ya que aún queda mucho camino por recorrer con el fin de obtener resultados certeros.

No deja de ser un tema bastante polémico el consumo de cannabis y sus resultados dentro de los debates científicos. Pero debido al incesable esfuerzo que realizan los investigadores, los beneficios a nivel medicinal que ofrece la planta han comenzado a ser aprobados luego de largos años de dudas, estigmas y mucho escepticismo. A ello también se le pueden sumar los procesos de regulación, los cuales han incrementado de forma notoria su aceptación dentro de la población, aunque al mismo tiempo pueden surgir ciertas preocupaciones en función de los grupos de riesgo, encabezados por las personas mayores, niños y embarazadas.

Consumo durante el embarazo

Y precisamente este es uno de los asuntos que se presenta como más relevante, pues si bien distintos estudios han recomendado a las embarazadas que deben evitarlo, otros señalan se encargan de señalar los beneficios que dé su consumo se pueden obtener. En medio de todo, aún nos encontramos a la espera de una respuesta definitiva puesto que la marihuana se ha tornado cada vez más accesible, por lo que resulta importante comprender adecuadamente tanto sus beneficios, como sus posibles efectos adversos. Tratándose de los grupos de riesgo, tal conocimiento no solo se hace recomendable sino fundamental.

No se encuentra un grupo significativo de mujeres que hayan señalado que consumir la hierba durante el período de gestación les ha minimizado las náuseas y los vómitos. La idea de que se mantenga en calma el sistema digestivo se ha convertido en la mejor manera de que el feto capte los nutrientes de una forma mucho más sencilla y eficaz por lo que se cree que el cannabis resulta una buena herramienta, pero además también se le atribuyen beneficios ginecológicos y obstétrico pues los endocannabinoides intervienen en el parto gracias a la activación del receptor CB1, haciendo que actuen de forma directa en la contracción del miometrio.

Contrariamente, existen estudios que relacionan el consumo de cannabis durante el embarazo con un elevado riesgo de contraer anemia, complicaciones en el parto, presentar bajo peso del feto al momento del nacimiento o también problemas durante su desarrollo. Sin embargo, no debemos creer ciegamente en que si algo se ha publicado, esté probado o cuenta con plena aceptación por parte de la comunidad científica. Del mismo modo, los propios autores de tales investigaciones han señalado que no se encuentran seguros de que tales efectos observados sean debidos de manera exclusiva al consumo de cannabis.